Mensaje Fr. Mauricio Campos Valdés, Capellán Colegio San Antonio

Mensaje Padre Mauricio Campos Valdés

MENSAJE HERMANO MAURICIO

27 de septiembre de 2017

Estimada Comunidad Antoniana. Mes de Octubre.

Por fin hemos llegado al mes de octubre, mes franciscano por excelencia. Celebraremos el 4 de octubre la fiesta de nuestro santo favorito: San Francisco de Asís. Un nuevo año que tenemos para recordar el legado de este joven de Asís, que supo enamorarse de Dios y hacer llegar el mensaje de fraternidad universal, tan necesario para el mundo de hoy, a todos los rincones del mundo.

Querida Comunidad debemos sentirnos orgullosos de ser herederos de esta espiritualidad que tantos aprecian, incluso los no católicos respetan a san Francisco por su coherencia de vida y por su respeto a todo lo creado.

El Papa Francisco escogió su nombre para llevarlo durante su pontificado y comúnmente lo cita para recordar al mundo su trascendental legado. Incluso en su encíclica “Laudato Si”, nos recuerda como el santo de Asís supo reconocer la importancia de la fraternidad con todas las creaturas, con las cuales compartimos el uso de esta casa común, a la cual debemos respetar y cuidar.

Otro hito importante que viviremos durante este mes de octubre, se llevará a cabo con la celebración del sacramento de la confirmación de 14 de nuestros jóvenes de segundo medio, que han decidido reafirmar su compromiso con Cristo y su Iglesia. Esperamos que este sacramento, que será impartido por nuestro Obispo René Rebolledo, otorgue a estos jóvenes la plenitud de su ser cristianos en el mundo de hoy.

Es así como nos vamos acercando a las actividades de fin de año, concluyendo un ciclo más de estudio, esfuerzo y dedicación. Esperamos que las metas que nos fijamos a comienzo de año vayan dando el fruto esperado. Que hayamos aprovechado este periodo para crecer un poco más como seres humanos y empaparnos de los valores que el Colegio ha pretendido inculcarnos.

Les deseamos mucha energía para concluir con ánimo este año, que no resultó especialmente fácil, pero que nos permitió seguir contrayéndonos como seres humanos en permanente proceso de crecimiento.
Reciban de su capellán un gran saludo de Paz y Bien.

Ver galería de imagenes